# (1)

Social icons


Judit and Aitor de Less is More

   


Según un artículo publicado en The Guardian hace unos años, a cuatro de cinco londinenses les gustaría marcharse de la ciudad durante los próximos cinco años. 

Por mucho que me guste Londres, es fácil ver porqué muchos de sus habitantes se cansan rápido de gastar la mitad de sus vidas, y de sus sueldos, en el metro de la ciudad - entre otras delicias urbanas... 

Judit y su pareja Aitor, que llegaron a Londres desde Barcelona, ​​son estadísticamente hablando dos de esos "londinenses escapistas". 

Ellos hicieron lo que muchos sólo se atreven a soñar. Después de deshacerse de la mayoría de sus pertenencias mundanas, volaron a Bali para comenzar su propia aventura mochilera.


via YouTube


Pero no sólo eso, también empezaron un blog en forma de un diario de viaje. Cada parada se describe con gran detalle, con consejos e información útil para los lectores, junto con un montón de fotografías impresionantes muy inspiradoras - ideales para los viajeros de verdad y los sentados en el sofá!

Como ocurre muy a menudo, una vez que tienes el coraje de realizar uno de tus grandes sueños, otros proyectos también van de la mano. 


Supongo que esto fue lo que inspiró a Judit y Aitor a añadir otra dimensión a su blog con su proyecto Less is More, que tiene como objetivo apoyar a comunidades locales y a las tradiciones artesanales del mundo. 

Por supuesto, quería saber más sobre este proyecto, así como de todas las aventuras de Judit y Aitor. Así que les he preguntado si podrían contarnos algo más a fondo su experiencia en la siguiente entrevista...





Judit y Aitor, ¿qué se siente al deshacerse de casi todas sus pertenencias? y, ¿cuáles fueron las más difíciles de separarse?

Judit: Me sentí libre. Me sentí feliz. Ese momento en el que tuvimos las dos mochilas de 72 litros listas fue uno de los más emocionantes de mi vida. Quizás precisamente por esa misma emoción que me invadía, nunca me supo mal deshacerme de nada material.

Aitor: Tengo que decir que nunca he sido una persona muy materialista, por lo que en el momento de vender/regalar/donar prácticamente todas nuestra pertenencias sentí que ahora sí podríamos viajar sin ningún tipo de limitación ni barrera. Lo único que me dio un poquito de pena vender fue mi PlayStation 3, aunque como decía Judit, “¿Qué te vas a llevar, la tele tambíén?”



La isla de Menjangan


Ahora que habéis hecho un largo viaje, ¿creéis que vuestras actitudes han cambiado de alguna manera?

Judit: Yo me he hecho algo más gamberra, he perdido parte de esa timidez inicial que me caracteriza, aunque a la que cojo confianza, soy tremenda, no callo. Pero quizás lo más importante es que he perdido parte de mis miedos y sin duda, me he hecho más aventurera. 

Desde la distancia, creo que vivir en una gran ciudad, además del primer mundo, atonta en cierta manera. Se apodera de nosotros una extraña necesidad de seguridad y nos acabamos convirtiendo en unos miedicas. 

Hace tan sólo unos meses, para mí era impensable hacer auto-stop, cuando ahora es una gozada. El simple hecho de subirme a una scooter al llegar al caótico sur de Bali para mí resultó ser el summum de la aventura, cuando ahora es mi día a día. Es como si el desarrollo social nos coartara un instinto de aventura que todos tenemos de forma innata. Al fin y cabo, ¿no es gran parte de la sociedad del primer mundo adversa al riesgo?

Aitor: A diferencia de Judit, yo no era tan “loco” como ella, siempre he sido un poco más propenso a crear rutinas y seguirlas. El hecho de vivir esta vida viajera, sin aparente final, me ha hecho vivir más al día, salir de mi zona de confort y disfrutar de lo que supone tener la libertad de poder decidir en cada momento lo que hacer.



via YouTube



¿Qué es lo que más os gusta compartir de vuestras experiencias viajeras con los lectores de vuestro blog?

Judit: A mí personalmente me llena la idea de ser parte, aunque sea mínima, de la decisión de alguien por cumplir su sueño, sea el que sea. Ese empuje que todos vamos buscando consciente e inconscientemente para cambiar algo. En otras palabras, supongo que sería inspirar.

Aitor: Disfruto pensando que alguien puede estar leyendo nuestro blog y permitiéndole soñar, ni que sea por unos minutos, sobre una vida diferente, alejada de lo que dicta la sociedad como la conocemos hoy en día. Y quién sabe si dándole ese pequeño empujón, que todos necesitamos para salir de una vida rutinaria y exenta de aventuras.


niñas de la tribu Ngada en Indonesia 


¿Ha habido algún momento en particular, en los que os hubiera gustado tener a vuestras familias y amigos con vosotros?

Judit: Lo cierto es que no. Quiero decir, por descontado que me haría una ilusión tremenda poder hacer juntela familiar en un momento dado, tener un catch up con mis amigos del alma, darles un achuchón a los peques de la familia o ese ratito con los abuelos. Quizás es lo que peor llevo, estar lejos de los mayores por no saber si volveré a verles. 

Pero en nuestro día a día, somos felices, no podríamos ser más felices de otro modo. Si algo tengo claro es que no todo se puede tener, uno tiene que hacer ciertos sacrificios y supongo que éste es el nuestro.

Aitor: En esto pienso parecido a Judit. Por otro lado, es cierto que contra más tiempo pasamos alejados de nuestra familia y amigos menos los necesitamos en nuestro día a día.



Parque Nacional de Bromo Tengger Semeru


¿Cómo surgió la idea de vuestro proyecto social y cómo empezó todo?

Judit: Recién llegados a Bali, no teníamos idea de qué hacer aunque sí teníamos claro que queríamos poner en marcha algo que tuviera un impacto social.

A los 2-3 meses de estar en Bali, vimos claro que éste sería un lugar de paso para nosotros. Así que surgió la pregunta obvia, ¿dónde nos vamos? En mente teníamos Latinoamérica, pero antes de saltar hacia las américas queríamos sí o sí visitar Nueva Zelanda y por qué no, estando tan cerca, Australia.

De ahí, pensamos que un proyecto adaptable a cualquier país, que no nos hiciera ricos, sino que simplemente nos permitiera vivir una vida sin lujos, era algo indispensable para que funcionara.

Por otro lado, la artesanía me fascina. Soy de piezas únicas y no de mass market. Con lo que siendo Bali una cuna artesanal, era el lugar ideal para ponerlo en marcha. Queríamos hacer llegar la cultura de la región a través del producto, con lo que la combinación entre Batik, una técnica de pintura y teñido por reserva típica en Indonesia entre otros países, y sarong, pareo tradicional asiático con incontables opciones de uso, parecía idónea. 

También, como amantes de la naturaleza que somos, ¿por qué no trabajar con productos ecológicos?


 Indah, el sarong de Less Is More, hecho a mano por artesanos balineses en seda satín y estampado de forma 100% sostenible

¿Porqué la sostenibilidad es tan importante para vosotros?

Judit: Supongo que porque los dos somos unos enamorados de la naturaleza y porque, si es posible, ¿por qué no hacer las cosas bien? Sabíamos que no iba a ser fácil, el rango de artesanos con los que colaborador se reducía, así como que iba a ser costoso, los productos ecológicos son más caros de fabricar con lo que pese ponernos un margen en la venta bajo, el producto no iba a ser para todo el mundo.

De todas maneras, pese a la complicada situación financiera de muchos países, creyendo firmemente que cada vez hay más público para productos orgánicos y con una bonita causa social detrás y porque era con lo que naturalmente nos sentíamos más cómodos, apostamos por sostenibilidad. 


En un ámbito más amplio, creemos en que la evolución no sólo implica avance científico y tecnológico sino que pasa por ser más conscientes del mundo en el que vivimos. Quizás necesitamos ese back to basics para replantearnos lo verdaderamente importante a nuestro paso por la vida. ¿No crees?



en el taller de Batik Pejeng

¿Cómo habéis encontrado a vuestros colaboradores y cómo fue la experiencia de trabajar con ellos por primera vez?

Judit: Tras una tediosa busca de información y sobre el terreno, conocimos la historia de Pak Tjok, el gurú balinés de índigo. Fue tras el atentado en 2002 en la isla cuando decidió que Bali no podía tener semejante dependencia del turismo, volvió a su pueblo de Pejeng y puso en marcha Batik Pejeng, su taller y lugar desde donde pone su granito de arena contratando a mujeres del pueblo favoreciendo el desarrollo económico de la comunidad local.

Una vez pisamos el taller, el olor a índigo y a cera usados para la estampación en técnica Batik, las artistas que allí trabajan y las telas colgadas impregnadas en tintes naturales hicieron el resto. ¡Decidido, íbamos a producir nuestro sarong, Indah, con ellos! Seleccionamos tejido, decidimos estampado y voilà, el primer sample estaba en marcha. A Pak Tjok tuvimos el placer de conocerle pero es con su esposa con quien realmente trabajamos en el día a día. Con su inglés básico nos supimos entender a la perfección.

Aunque es cierto que tras la entrega del sample tuvimos que hacer algún que otro cambio y que los indonesios, por lo general, no tienen el mismo estándar de trabajo que nosotros, poco a poco se han convertido en unos expertos produciendo artesanalmente nuestra Indah, con lo complicada que es la técnica Batik y especialmente en un tejido como la seda. Impresionada me tienen.




¿Qué es lo que más habéis disfrutado de este proyecto?

Judit: Todo. Desde el relato de aventuras para inspirar a otros, hasta el apoyo a comunidades en riesgo o la de habilidades a la vez que tienes que combinar para sacarlo adelante, aburrirse es impensable con él. Pero, lo que más nos llega sin lugar a dudas de Less Is More Project es que se trata de un proyecto de vida, somos nosotros.

Puedes pedir tu Indah online aqui


Kuta Lombok


Vuestros próximos destinos son Australia, Nueva Zelanda y los Estados Unidos, ¿Tenéis algo planeado para entonces?

Judit: Aunque cada vez planificamos menos, sí tenemos una idea de cómo finales del 2014 y el 2015 pintarán. A primeros de diciembre aterrizaremos en Perth, desde donde haremos un road trip de tres meses por Australia. 

A finales de febrero del 2015, nos lanzaremos a explorar la maravillosa (aún sin conocerla creo que puedo ya decir que será lo más) Nueva Zelanda durante otros tres meses. Y será en mayo del 2015 cuando saltemos a América, San Francisco exactamente. 


Desde ahí, pondremos rumbo a Alaska, pasando por Canadá, para después dirigirnos al sur cruzando toda América hasta Tierra de Fuego en la Patagonia. ¿Cómo lo haremos? Seguramente combinando furgoneta y senderismo para conocer más de cerca algunas regiones pero eso todavía está por ver.


A lo largo de todo este recorrido, nuestro propósito será seguir dándole un impulso a comunidades locales, allá donde nos encontremos, a través de la artesanía. Por tratarse de un proyecto muy vivo, sabemos que Less Is More Project seguirá creciendo con nosotros y aunque no tenemos muy claro qué forma tomará más allá del 2015, intentaremos que crezca en su impacto social. 

Supongo que lo mejor será darle rienda suelta y ver hacia dónde se dirige por sí mismo ;)















Cemoro Lawang


¿Qué estáis esperando aprender de este viaje?

Judit: Bueno, el caso es que excepto de visita, no tenemos pensamiento de volver. Aunque, nunca se puede decir nunca. Míranos sino a nosotros que después de una primera etapa de 3 años en Londres nos fuimos diciendo que no volveríamos y con el tiempo, volvimos a mudarnos a la capital británica por otros 3 año.

Así que, ¿quién sabe? Nuestro sueño es conseguir hacer de este estilo de vida una realidad. Es posible que nos asentemos durante un tiempo para empezar a formar una familia en algún lugar que nos enamore. En cualquier caso, espero que nos llevemos un sinfín de experiencias y la sensación de haber crecido y ser felices a cada paso.

Aitor: Realmente, ha llegado un punto en que, si no fuera por la familia y amigos que tenemos en España, tampoco lo consideraríamos “casa”. Después de vivir en diferentes sitios, nos hemos dado cuenta que hacemos de nuestra casa cualquier lugar dónde vamos. 

Lo gracioso es que los primeros dos días siempre estamos algo descolocados, pero cuando éstos pasan ya sentimos cómo si lleváramos la vida en el lugar dónde nos asentamos. De todas maneras, para mi lo más importante son las experiencias que vives y las personas que conoces por el camino.






Judit and Aitor, muchísimas gracias por compartir vuestras experiencias con nosotros. Os deseamos lo mejor y tenemos muchas ganas de seguir vuestras futuras aventuras en vuestro estupendo blog!


Podéis seguir las aventuras del día a día de Aitor y Judit en Facebook, Instagram, Twitter y Google+.


Borobudur, Java




Si estas pensando en hacer algo similar a Judit y Aitor, aqui hay un par de enlaces que quizá te pueden interesar:


Agencia internacional para viajes de mochila.

Plataforma mundial que conecta viajadores y personas locales que ofrecen alojamiento en su casa gratis.

Plataforma online para trabajo y voluntarios.

Worldwide Opportunities on Organic Farms (WOOF/ing)
Programa mundial para voluntarios que quieren trabajar en granjas biológicas/sostenibles en cambio de alojamiento gratis.


All pictures courtesy of Less is More Project

Post a Comment

comment form

Copyright © 2015 by consciously sartorial. All rights reserved. Do not reproduce without permission. Powered by Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...